Dementores

Los dementores son unas criaturas fantásticas creadas por J.K. Rowling para su serie Harry Potter.

Son seres putrefactos, cubiertos por una capa y de gran estatura. Su cara está oculta por una capucha, y su mano es gris, viscosa y con pústulas. Los dementores no tienen alma. Hasta 1998, los dementores son los carceleros de Azkaban, que absorben la esperanza y los sentimientos positivos. En el pasado, los dementores estaban aliados con los magos tenebrosos. En teoría, un dementor solo puede desplazarse a otro lugar que no sea la prisión de Azkaban con una orden del Ministerio de Magia. Los muggles no pueden ver los dementores, pero sí pueden sentirlos. En casos extremos, con permiso del Ministerio de Magia, el dementor puede dar el beso de la muerte, que aspira completamente toda el alma de la persona.

Para ahuyentar a un dementor se usa el encantamiento Patronus. Los dementores pueden volar. Congelan con su presencia allá a donde van. En 1996, los dementores se rebelan contra el Ministerio de Magia, y se dice que se reproducen. Los dementores son mortales y pueden vivir en climas tropicales. No se puede destruir un dementor, pero sí limitar su número erradicando las condiciones con las que se multiplican, como la desesperación y degradación. Los Mortífagos utilizan dementores durante la Batalla de Hogwarts para obligar a Harry a invocar su Patronus y así encontrarle. Sin embargo, los fantasmas de sus padres, Sirius y Remus le ayudan a evitarlos.
--> Leer más...

Giratiempo

El Giratiempo es un objeto mágico de Harry Potter.

Es un pequeño reloj de arena que permite viajar en el tiempo y es utilizado por Hermione en su tercer año en Hogwarts para poder asistir a varias clases a la vez, ya que tiene demasiadas como para asistir a todas en un solo horario.

Minerva McGonagall tuvo que conseguir un permiso especial para que se le permitiese usarlo. Además, Harry y Hermione lo utilizan para salvar a Sirius Black y a Buckbeak.
--> Leer más...

Aethonan

El Aethonan es una criatura fantástica creada por J.K. Rowling para su serie Harry Potter.

Es un caballo volador, semejante a Pegaso.
--> Leer más...

Acromántula

La acromántula es una criatura fantástica creada por J.K. Rowling para su serie Harry Potter.

La acromántula es una monstruosa araña de ocho ojos que puede hablar con las personas. Es originaria de Borneo, donde habita en la jungla impenetrable. Sus características distintivas incluyen grueso pelo negro que cubre su cuerpo; unas patas cuya envergadura puede alcanzar hasta cuatro metros y medio; sus pinzas, que producen un chasquido peculiar cuando la acromántula está excitada o enfadada; y una secreción venenosa de altísimo valor y muy apreciada en el mundo mágico.

Esta criatura es carnívora y prefiere la presas grandes, sobre todo la carne humana. Teje su tela con forma de cúpula sobre la tierra. La hembra es más grande que el macho y puede depositar hasta cien huevos en una puesta, suaves y blancos como pelotas de playa. La incubación dura de seis a ocho semanas.

Se cree que estos animales fueron creados por magos, posiblemente con la intención de que custodiaran moradas o tesoros. Aunque poseen una inteligencia casi equiparable a la de las personas, es imposibles adiestrarlas, pues son muy peligrosas.
--> Leer más...

Ettin

Los ettin son criaturas parecidas a los gigantes tanto en tamaño como en fuerza, pues la única diferencia entre ellos estriba en que los ettin poseen dos cabezas.

Cada una de estas cabezas controla el arma correspondiente a su lado, y es capaz de pensar independientemente de la otra, lo cual puede crear desacuerdos entre un ettin en ocasiones a la hora de tomar decisiones.

En el cine y la literatura, aparecen por ejemplo en Las crónicas de Narnia o en Dragonlance.
--> Leer más...

Boggart

El Boggart es una criatura de origen celta-anglosajón. Se manifiesta de distintas maneras, ya que según la tradición, adopta la forma del temor más grande de sus víctimas.

El término Boggart proviene de los vocablos Bog, inundar; y art, arte, que daría como resultado arte inmundo (comúnmente es considerado como fog, que sigifica neblina, provocando el arte neblinoso).

Son espíritus maltratados que se han vuelto malévolos, disfrutan haciendo travesuras y no suelen ser dañinos. Parece que les gusta salir de noche y en ocasiones son espíritus domésticos. En este último caso, se dice que se esconden generalmente en lugares oscuros, como roperos, debajo de las camas, en áticos o sótanos.

En el cine y la literatura aparecen por ejemplo en Harry Potter o en Las crónicas de Narnia.
--> Leer más...

Elfos

Los elfos son criaturas de la mitología nórdica y germánica representados como hombres jóvenes y mujeres de gran belleza que viven en bosques, cuevas o fuentes.

En novelas de fantasía y cuentos de hadas, los elfos son frecuentemente descritos con orejas puntiagudas, aunque con diferentes estaturas, desde diminutos a semejantes a los humanos.

Son seres de larga vida o inmortales y tienen poderes mágicos, que usan para proteger la naturaleza. Viven en sociedades análogas a las humanas, con reyes a quienes siguen. Aman el juego, la danza y el canto. A menudo pasan la noche entera en rondas infatigables que sólo interrumpe el canto del gallo. El que, de noche, en una llanura solitaria, se deja fascinar por la belleza de sus hijas y acepta entrar en su ronda, está perdido. Pero lo más frecuente es que sus danzas no tengan testigos; por la mañana se nota solamente en la hierba húmeda el rastro de sus pasos.

En alta fantasía, como en las obras de Tolkien, generalmente los elfos no son hostiles a los humanos, ya que los consideran inferiores y de poca importancia. A menudo desprecian a la especie humana como inferior y bárbara, del mismo modo que algunos miran a los animales de compañía y otros animales; el caso más extremo de esto podemos encontrarlo en los elfos de Pratchett, donde se trata de seres sin ningún tipo de empatía ni remordimientos, que tratan a los humanos (y a todos en general, hasta a ellos mismos) como fuente de diversión, sin darle demasiada importancia al tipo de entretenimiento que proporcionen (música, danza, sujetos para torturar, etc.).

También hay elfos oscuros (svartalfer en la mitología nórdica), los cuales son retorcidos y malignos. Los elfos son enemigos de los orcos y goblins, y suelen estar permanentemente en disputa con los enanos.
--> Leer más...

Musas

En la mitología griega, las musas (en griego antiguo Μοῦσαι Mousai) son las diosas inspiradoras de la música, la poesía, las artes y las ciencias.

Originalmente fueron consideradas ninfas inspiradoras de las fuentes, cerca de las cuales eran adoradas. Las tres más conocidas son Meletea (‘meditación’), Mnemea (‘memoria’) y Aedea o Aoide (‘canto’, ‘voz’).

Aunque tienen muchos poderes (como por ejemplo el don de la profecía), el que se les atribuye con más frecuencia es el de traer a la mente del poeta mortal los sucesos que ha de relatar, así como otorgarle el don del canto y darle elegancia a lo que recita.
--> Leer más...

Harpías

En la mitología griega, las Harpías o Arpías (en griego antiguo Άρπυια Harpyia, ‘que vuela y saquea’) eran mujeres aladas conocidas principalmente por robar constantemente la comida de Fineo antes de que éste pudiera comerla, haciendo cumplir así un castigo impuesto por Zeus. Esto las llevó a luchar con los Argonautas.

En tradiciones posteriores fueron representadas como genios maléficos alados de afiladas garras, que es como se les conoce popularmente.

Con esta forma fueron agentes del castigo, que raptaban a la gente y la torturaban de camino al Tártaro. Eran despiadadas, crueles y violentas y vivían en las islas Estrófades. Solían ser vistas como personificaciones de la naturaleza destructiva del viento.
--> Leer más...

Piuchén

El Piuchén (del mapudungun piwicheñ, “Secar a la gente”), también conocido como el Peuchén, Pihuchén, Pihuychén, Pihuichén, Piwuchén o Piguchén es una criatura perteneciente a la mitología mapuche, y posteriormente también reintroducida en la mitología chilota. Este ser legendario se conoce en el Norte Chico, Centro y Sur de Chile.

Presentaría una apariencia cambiante: generalmente tiene el aspecto de una culebra voladora, pero además podría presentarse como serpiente, ave, pez, cuadrúpedo, rana, murciélago y hasta humanoide; e igualmente una mezcla de ellas. Se dice que además, su cuerpo estaría cubierto de pasto, arbustos y cilindros retorcidos, a modo de ganchosos cuernos y otras estructuras que sobresalen del cuerpo de esta criatura.

Habita en los bosques y posee una longevidad increíble. Al llegar a la vejez, se transforma en un pájaro del tamaño de un gallo o un pavo joven; pero igual de sanguinario como su otra forma serpentina. Además se caracterizaría por tener una fuerza tan poderosa que puede derribar grandes árboles y levantar gigantescas olas que hacen naufragar las embarcaciones que estén cerca de él.

El piuchén se alimenta de sangre. Las personas pueden saber dónde ha estado porque deja huellas de sangre mediante un excremento rojo que chorrea de los árboles en donde vive. También se puede tener constancia de su presencia al escuchar los agudos silbidos que emite estridentemente.

Aquellos que tienen el infortunio de contemplarlo, pueden ser petrificados con su intensa mirada, para que luego esta criatura les pueda succionar la sangre; con lo cual pueden llegar a morir.
--> Leer más...